Área cliente
Español
Envíanos tu currículo Aviso legal
-
-
06/03/2018
4 virtudes del traje de almirante para la comunión

Como ya sabes, existen numerosas opciones a la hora de elegir la ropa de comunión de tu hijo y en Varones creemos que hay motivos para apostar por cada uno de ellos. Sin embargo, hoy es el turno del almirante, un estilo de traje que puede dar muchas alegrías a padres y niños.

Hoy en día, las posibilidades serán inabarcables. Podrás encontrar de todo entre las propuestas de americanas, trajes y marineros y por supuesto, en los almirantes no son una excepción, los cuales continúan siendo una de las opciones estrella entre la ropa de ceremonia para niño.

Si entre tú y tu hijo elegís un traje de almirante, os beneficiaréis de múltiples virtudes, las cuales en Varones, como expertos en ropa de comunión para niños, queremos mostrarte. ¡Presta atención!

1. Es una opción muy segura

Junto al de marinero, el almirante es uno de los trajes más clásicos que existen. Desde los años 50, los niños de España han celebrado sus comuniones vestidos así, por lo que difícilmente os equivocaréis si apostáis por él.

El traje de almirante es un valor totalmente seguro y consecuente con la tradición española, con el cual eliminarás todo tipo de riesgos en un día tan importante para tu pequeño.

2. Muy elegante

El traje de almirante, aunque solo se ciñe a la moda infantil de ceremonia, es todo un ejemplo de distinción en los niños. Al fin y al cabo, es un traje donde se combina el pantalón y la chaqueta, pero con un diseño muy característico.

En cualquiera de las opciones, en blanco o en azul, tu hijo mostrará una imagen radiante que conservaréis para toda la vida, por lo que no tiene nada que envidiar en este aspecto a otras opciones.

3. Mucho potencial para la combinación

Una de las grandes ventajas de los trajes de almirante es que abre la puerta a una gran cantidad de 'outfits', lo cual se manifiesta en una gran capacidad de sorpresa y la inclusión del colorido en el vestuario, algo que resultará muy agradable, tanto para el niño como para los invitados.

Más allá de sus clásicos colores, la combinación con chalequillos, camisas y corbatas, dará mucho juego a la ropa de comunión, lo que puedes aprovechar para convertir su 'look' en un ejemplo de originalidad. Rojo, amarillo, verde, violeta, estampados… Las posibilidades son enormes.

4. Muy cómodo de llevar

Precisamente, gracias a esta versatilidad de opciones que el mismo traje posee en sí, tu hijo tendrá la oportunidad de encontrar la propuesta que más le seduce, no solo por estética, sino también por la comodidad que le proporcionan cada una de las opciones, lo cual es uno de los alicientes más importantes en una jornada muy especial.

Si tu hijo no se siente cómodo, no podrá disfrutar como se merece de la jornada. En este sentido, los almirantes también son un valor muy seguro.

En Varones, como expertos en ropa de comunión para niño, te invitamos a apostar por los trajes de almirante. Tu hijo se beneficiará de sus potentes virtudes, mientras luce totalmente radiante. ¡No os arrepentiréis!